Translate

lunes, 28 de septiembre de 2015

Las dos versiones del amor.



Del amor hay dos versiones, la de quien lo ha encontrado y la de quien no.
Los primeros ven el amor como el momento más dulce, la guinda del pastel de la vida. Sienten "mariposas" en el estómago, pasan los días vagabundeando en su mente, sin dejar tan siquiera un segundo fuera de ella a esa persona especial. Viven en un mundo paralelo hecho especialmente para ellos, lleno de flores, rosas, sonrisas, algún que otro unicornio y, por supuesto, amor, mucho amor.
Vivir enamorado, va más allá del querer, significa entregarte plenamente a alguien con la esperanza de que dure para siempre. Significa mirar a esa persona a los ojos y que el tiempo se detenga y se esfume con el viento...
Pero las otras personas... Aquellos que aún no han encontrado a alguien por quien poner la mano en el fuego, alguien que realmente les haga sentir especial. O quizá, creyeron encontrarlo y con el tiempo se desvanecieron los sentimientos.
Estas personas no ven el amor tan bonito. Ven el amor como un absurdo, pues más absurdos ven a los enamorados. Ellos, que van por ahí mirando las musarañas, sonriendo al móvil mientras caminan por la calle pensando, supongo, que esa persona los puede ver.
Sienten que si no han encontrado ya el tesoro del amor, será por que no son buenos piratas. Piensan que deben de ser muy afortunados en el juego, por que en amores... Prefieren escuchar hablar sobre los nuevos productos de teletienda que de amor. 
El amor debería ser un momento mágico para cualquiera. Sea eterno, sea fugaz... Si es amor, valdrá la pena.
Enamórate. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario